10 claves para ser un buen jugador de pádel de invierno

En: Noticias de Pádel En: Publicado Por: Jesus D&DServeis Comentario: 0 Hit: 2241

Jugar en invierno no suele ser muy agradable.  Sin embargo, algunos se adaptan mejor a este clima y logran buenos resultados.

Jugar en invierno a bajas temperaturas no suele ser muy agradable, seamos honestos. No lo es ni para los jugadores amateurs ni para los profesionales. Sin embargo, siempre hay unos que se adaptan mejor a este clima y logran buenos resultados.

Algunos de estos jugadores suelen centrarse en excusas cuando terminan perdiendo sus partidos: que sí la pista tenía mucha humedad o estaba algo mojada, que sí el remate no sale, simplemente que con este tiempo no saco mi mejor versión, son algunos ejemplos.

Factores a tener en cuenta cuando juegas en invierno

Partiendo de que el mejor jugador es aquel que se adapta a todas las situaciones, vamos a ver qué factores externos podemos encontrarnos cuando jugamos en invierno:

1. Cuida tu material

Este suele ser uno de los errores más comunes. No vale con guardar la pala en el maletero, en la terraza o en alguna zona en la que pueda coger frío o humedad. Esto va a provocar que los materiales con los que está hecho la pala sufran y terminen por no rendir bien en la pista.

Ya te explicamos anteriormente en este artículo que es muy importante cuidar tus palas de pádel para que estas te duren lo máximo posible y no pierdan sus propiedades.

Al fin y al cabo, una pala de pádel tiene una duración (hasta 1-2 años para jugadores más avanzados o incluso más años si eres un jugador amateur). Por ello es menester cuidar bien de ella para que no te dure menos.

2. Uso de las pelotas de pádel

Jugar con pelotas que tienen muy poca presión es contraproducente y nos puede acarrear lesiones. En este periodo del año es aconsejable jugar con bolas que tengan su presión reglamentaria.

Esto no significa que tengas que estrenar un bote de bolas nuevas cada vez que vayas a jugar. Existen en el mercado presurizadores de pelotas que no tienen un coste muy elevado y te ayudarán a alargar la vida de las pelotas.

¿Cuáles son los principales presurizadores de pádel?

3. La importancia del calentamiento

En invierno, con el frío, no podemos llegar a la pista y directamente comenzar nuestro partido. Realizar un buen calentamiento es clave para evitar lesiones y poder entrar bien al partido.

Es cierto que en invierno el calentamiento debe ser más largo que en verano, simplemente por el hecho de que en invierno el cuerpo tarda más en entrar en calor.

4. Sobre la ropa

Hay jugadores que tienden a quitarse el abrigo y los pantalones largos antes de entrar en la pista y los hay que lo hacen cuando rompen a sudar, aunque haya empezado ya el partido.

Lo aconsejable sería ir quitándose poco a poco la ropa hasta quedarse con los pantalones cortos y la camiseta. Otra opción muy recomendable es usar ropa térmica, ya que esta ayuda calentar y a mantener el calor en tu cuerpo.

5. El remate

La pelota, como es evidente, no va a salir lo mismo que en verano. Seguramente te habrá pasado en los partidos que juegas en invierno que te resulta muy complicado sacar la pelota por 3 o traértela a tu campo. No obstante, en el calentamiento puedes probar si las condiciones para rematar son óptimas.

Si no lo es te recomendamos emplear otro tipo de golpes como el remate rápido, un tipo de smash que no debe coger mucha altura y se impacta un poco más abajo que el remate normal.

6. La humedad en la pista

Es otro de los tópicos cuando jugamos al pádel en invierno. Los cristales de la pista suelen estar empañados, lo que se traduce en que la pelota no rebota bien y suele patinar al entrar en contacto con estos.

Consejos para jugar al pádel en otoño e invierno

Tenemos varias opciones para tratar de solucionar esta situación: si tenemos bueno toque intentar devolver la pelota con un bote-pronto para evitar que esta toque el cristal o bien tratar de ganar la red lo más rápido posible para estar el máximo tiempo posible en esta parte de la pista.

7. Baja la velocidad de la pelota

Si bajamos la velocidad de nuestros golpes conseguiremos que cuando la pelota toque el cristal caiga. Y si además buscamos la pared lateral, al llegar a la pared de fondo, la pelota caerá mucho.

Cuanta más potencia le demos a la bola tendrá más rebote y, por tanto, será más fácil de devolver la pelota. Eso sí, si la dirección del golpe es a la doble pared, la pelota puede coger velocidad extra y es impredecible saber hacia dónde va a ir.

8. Cuidado con las contraparedes

Si sueles jugar mucho al pádel en invierno te habrás percatado que si los cristales están húmedos o los cristales están mojados es muy complicado tirar una buena contra pared.

Al hacer una contrapared en estas circunstancias la pelota sale totalmente escupida hacia el techo, por lo que si juegas en indoor seguramente termines perdiendo el punto. Cuando juegas al aire libre esto no sucede, pero resulta imposible medir bien, acabando muchas veces la pelota directamente en el cristal del otro lado de la pista o fuera de ella.

9. El efecto

Cuando la pelota está húmeda resulta mucho más complicado imprimir efecto cortado. ¿Por qué? Simplemente, porque la bola patina al entrar en contacto con la superficie de la pala. Por ello te conviene jugar con golpes más planos.

10. La defensa

Jugar con la pista y las pelotas húmedas hace que la pelota no bote tanto, lo que nos hará tener que golpearla a una altura más baja. Además, al botar en el césped estás salen más rápidas. Por todo ello será conveniente flexionar más las piernas, bajar nuestro centro de gravedad y realizar armados cortos.

Fuente: padeladdict.com

Comentarios

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre